Antonio Andújar Rosales (Clientes)

“Grandísimos profesionales y mejores personas, me aportan soluciones fáciles a los diferentes problemas del mundo empresarial! para mí un 10!!”

Juan Carlos Parrilla Pérez (Becario)

Excepcional empresa, donde he tenido el placer de poder formarme tanto personal como profesionalmente.
Se trata de una empresa socialmente responsable, donde imperan valores de compañerismo, responsabilidad, generosidad y amabilidad, tan necesarios como escasos actualmente en el ámbito laboral.
Una empresa en la que se cuida al detalle la confianza depositada por sus clientes, así como la calidad de vida de sus empleados.
Siempre es un placer trabajar con vosotros, ¡nos vemos por el mundo!”

Marina García Martín (Colaboradora)

Un gran equipo que te hace sentir como en familia y te motiva a aprender y crecer.”

Irene Chacon Zoyo (Compañera)

“El poder haber compartido unos meses en León y Vergel ha sido una experiencia insuperable debido al buen ambiente tanto personal como profesional con el que trabajan día a día.
Solo agradecer esta oportunidad y estar orgullosa de este gran equipo.”

Keka Chacon Zoyo (Becaria)

Quería agradecer a León y Vergel Asesores S.L, estos meses de prácticas,que me han sabido a poco, por su constancia con nosotros, sus explicaciones, su paciencia “que no es poca” y como no, su sonrisa de todas las mañanas. :)”

Julia Del Pino Fernández (Compañera)

“Siempre dispuestos a ayudar en todo lo que esté en sus manos con un ambiente de trabajo inmejorable.
Me siento orgullosa de haber formado parte de este equipo o como algunas personas nos gustaría llamarlo, FAMILIA.”

Roccamante Rubio Rodolfo (Becario)

“Toda recomendación es poca para esta gran empresa,cercana con sus clientes y profesionales comprometidos con su trabajo.”

Adrián López Giménez (Compañero)

“Después de haber estado un con un equipo tan sumamente bueno, cualquier halago hacia León y Vergel quedaría escaso. Pero me gustaría destacar el inmejorable clima que he vivido durante el tiempo que he estado, ya que me ha hecho crecer, tanto personalmente como profesionalmente gracias a un personal que aparte de ser unos profesionales, son bellísimas personas.
Por otro lado, quisiera resaltar la organización y la estructura de Leon y Vergel, dirigida por un gran líder.
Solo tengo palabras de gratitud, y simplemente decir que nuestra despedida haya sido un” hasta luego”, y, en un futuro, poder retribuiros todo mi agradecimiento.”

Juan Miguel Andújar Gil (Becario)

“He realizado las prácticas en León y Vergel Asesores y siendo mi primera experiencia laboral puedo decir con toda seguridad que es un ambiente inmejorable y un trato muy bueno.
La verdad es que ha sido un placer para mí hacer las prácticas en León y Vergel Asesores.”

Eros Olea López (Cliente)

“Atención personalizada, rápida, eficaz y económica, recomiendo a todo el mundo la asesoria León y Vergel Asesores SL para todo lo que necesiten porque no se arrepentiran, los mejores sin duda.
Muchas gracias por todos las cosas que me habéis solucionado y todas las que me seguiréis solucionando.”

Antonio Domínguez Valdés (Clientes)

“Profesionales y atentos. Cuidan de tu empresa. Un gran equipo siempre pendiente de resolver tus dudas.”

Salvador Cruz Vargas (Colaborador)

“Excelentes profesionales en asesoramiento fiscal, laboral y jurídico. Realizan un trato personalizado a sus clientes y siempre están predispuestos a solventar cualquier tipo de duda que se pueda plantear. En definitiva León y Vergel se trata de un gran grupo de personas.”

Silvia Marina Plaza Bolaños (Cliente)

“Encantada con el trato recibido desde el minuto cero. Sus profesionales son cercanos y atentos, me he sentido como en familia resolviendo todas mis dudas e incertidumbres. 100% recomendable.”

Carmen Domínguez (Cliente)

“Un trato estupendo, asesoramiento inmejorable. Desde que empecé a trabajar con ellos, el camino del emprendedor se ha hecho más fácil gracias a su ayuda. Muy recomendable +10.”

David Martínez (Becario)

“Tras haber tenido la enorme fortuna de poder realizar mis prácticas fin de carrera en León y Vergel, tengo que decir que nunca antes hubiese imaginado que hoy en día haya empresas como ésta. León y Vergel es algo mucho más que una empresa es como una familia donde no existen Jefes sino lideres, donde existe un ambiente tan amigable y cercano que te aporta la sensación de estar como en familia, un grupo de trabajadores que me han permitido enriquecerme no sólo con conocimientos sobre asesoría sino también me han hecho ser muy feliz y crecer como persona. Sólo me quedan palabras de agradecimiento por esta experiencia tan inolvidable y tan grata. Espero que en un futuro el modelo de organización y trabajo de esta empresa se contagie y cale bien hondo entre el mundo empresarial porque sin duda alguna hacen falta muchas empresas como ésta no sólo por su compromiso empresarial sino también por su enorme aportación social tan beneficiosa que aportan a diferentes sectores de la sociedad. Un abrazo y espero volver a veros pronto :)”

Daniel Eliseo García Higuera (Cliente)

“En general, un servicio muy eficiente. Muy buen trato al cliente, respondiendo a cualquier demanda de manera clara y con celeridad.”

Christian Giménez Sánchez (Becario)

“Excepcional mi gran experiencia de prácticas en esta empresa. Decir que cuenta con un amplio grupo de personas con mucha formación y profesionalidad. Es un equipo encantador y, sin duda, volvería a elegirlos si algún día volviese a tener la oportunidad de convivir y trabajar diariamente con ellos. Sois espectaculares!”

Maaríaa Tpm (Colaboradora)

“Un placer trabajar con vosotros, aunque sea en un ámbito distinto, como maquilladora. El ambiente fue estupendo, me sentí muy tranquila en todo momento y se respiraba familiaridad. ¡Espero que repitamos pronto!”

Patricia García López (Colaboradora)

“Fue genial la experiencia de trabajar con vosotros maquillando. Lo pasé muy bien, me sentí super cómoda y salí bastante contenta. ¡Espero volver a participar en otro de vuestros proyectos pronto! Es un placer trabajar con gente tan agradable. ¡Gracias por la experiencia!”

Cristina Fornieles Giménez (Becaria)

“Gracias a todos y cada uno de vosotros. Me habéis enseñado mucho en estos dos meses. Seguid así chic@s porque sois geniales. Ha sido un placer compartir este tiempo con vosotros. Nos vemos en los bares :p”

Ainhoa Jimenez (Compañera)

“Si buscas una más, te vale cualquiera; si lo que quieres es una asesoría con una visión contemporánea y siempre a la vanguardia; León y Vergel. Te van a enamorar! 😃”

Alejandro Mellado (Compañero)

“Soy uno de los miembros de la familia que conforma León y Vergel.

Para mi es un verdadero placer madrugar todos los días para compartir las horas con mis compañeros intentando dar el mejor servicio posible a nuestros clientes.”

Daniela Marcu (Becaria)

“Sin duda alguna, si tuviera la oportunidad de volver a hacer las prácticas, elegiría “León y Vergel”. Ha sido un verdadero placer conocer y trabajar en una empresa que tiene unos valores que siempre he buscado: compañerismo, amabilidad, generosidad, responsabilidad, un equipo estupendo. Es una empresa que cuida no solamente a sus clientes sino también el bienestar y la felicidad de sus empleados. Me llevo muchos buenos recuerdos y una experiencia inolvidable. Me habéis aportado muchísimo.”

Ana Belén Miranda Cuenca (Becaria)

“Este año hice las prácticas de la Universidad en la Asesoría León y Vergel y creo que ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en estos 4 años de carrera, he aprendido un montón con ellos y me han tratado como si fuera una más del equipo… bueno, más que equipo, familia!! Gracias a todos por el apoyo y la dedicación que habéis puesto en mí, sobre todo gracias a mi tutora Carmen!! Una experiencia increíble!! Nos vemos pronto ♥️”

Leticia Romera Gallardo (Compañera)

“Esta disparatada idea seguramente haya nacido entre esos compañeros que se hacen llamar colegas y comienza bajo indirectas de mi tutora que prefiero no captar. ¡Qué fácil sería redactar un breve artículo sobre cualquier novedad legislativa! Sin embargo, este no va a versar sobre aspectos relativos a sociedades, IRPF, impuestos, SAT, Fondos de Formación y Sostenibilidad o leyes, será mi paso por la asesoría, perdón, familia, y mi aprendizaje lo que voy a intentar transmitir. Mi experiencia aquí… ¡Qué cosa tan extraña!

Mi experiencia… comienza entre nervios, café y cábalas sobre qué me encontraré, ¿un abogado de esos trajeados, de barriga redondeada y ese aire solemne que da la experiencia? A falta de diez minutos, ultimo los detalles finales y me aventuro hacia esa asesoría, perdón, familia. Mi primer recibimiento es el de un telefonillo que más que a eso suena a un camión de bomberos, para tranquilizarme (nótese la ironía)… y así empezó mi camino por León y Vergel Asesores, perdón, Familia León y Vergel.

Y,  tras subir esas escaleras nerviosa, lo primero que me encuentro es un lugar fresco, joven, sin corbatas que corten la respiración ni formales maletines, sin formalismos.  Lo que encuentro ante mí es una empresa que hace hincapié en la continua formación y actualización de sus trabajadores, que apuesta por las nuevas generaciones, por personas jóvenes que disfrutan con su trabajo, ansiosas por aprender, por mejorar, donde los murmullos se acallan para dejar hablar a la voz de la experiencia.  La experiencia de esas otras más veteranas que aportan equilibro, sabiduría, tanto profesional como personal, siempre dispuestas a enseñarte, a ayudarte. Allí, los problemas, como en las familias, se solucionan entre todos.

Y como un concepto jurídico indeterminado el Jefe; perdón, socio-gerente; no perdón, Líder; bueno,  José Luís.

Mis predecesores lo llamaron loco, creyeron que estaba enfermo. Yo, sin embargo, no sabría cómo calificarlo, pero sin lugar a dudas nunca de esa forma. Porque por lo que he tenido la suerte de conocer de él puedo decir que es una de esas mentes especiales de las que te encuentras pocas en la vida, una de esas que funcionan de manera singular, que tienen su propio mecanismo distinto al de la mayoría del resto del mundo con engranajes y piñones que giran a su propio ritmo.

Y como dicen que todos los genios son despistados yo tuve la suerte y el placer de conocer a José Luís dos veces una en mi nombre y otra en el de una de mis compañeras.

Mi experiencia… es difícil de describir, pero lo haré lo mejor que pueda. Aunque si tuviera que definirla en una palabra sería APRENDIZAJE. Aprendizaje profesional y personal.

Mi experiencia…consiste en una tutora que más que eso ha sido una amiga durante este tiempo, preocupada por mí en todo momento, enseñándome, dándome apoyo, un apoyo que siempre intenté que fuera mutuo, haciéndome sentir como en casa cuando me sentaba a ese escritorio a veces inestable por el que habían pasado otros antes que yo, incluida ella.

En todo momento, me he encontrado con personas que me han hecho sentir cómoda, en casa, incluso cuando cometía errores, se me caía el agua o, simplemente, ante las carencias que deja este plan Bolonia. Pero sobre todo preocupadas porque aprendiera lo máximo posible cada día, cada uno a su manera, cosa que he intentado hacer siempre, escuchando, preguntando y, ante todo, trabajando.

Personas, que llevan a sus espaldas el peso de la Asesoría y la historia que hay detrás de ella, y otras nuevas, fugaces incluso, pero que van a dejar un vacío enorme y el listón muy alto, porque, al menos yo, ya no podría imaginarme a esa familia sin ellos. Personas valientes y sin vértigo que han dejado todo atrás para luchar, para mirar al futuro desde arriba, pero lejos de aquí. Y otras que han pintado el tiempo que hemos compartido de anécdotas y risas, y que están demostrando a aquellos que no confiaban en ellos todo lo que valen que es mucho, sin darse cuenta de que los que los conocen ya lo saben.

Y yo, mientras, en mi pequeño escritorio, entre Góngoras y Quevedos, Don Quijotes y Sanchos, inmersa en cláusulas suelo, estatutos, modelos 600 me he sentido una más, aprendiendo, ante todo aprendiendo, esforzándome e intentando merecerme ese aprobado que tan difícil me ponían.

Y, así, rodeada primero de IVAs, luego de rentas, me he encontrado lo más cerca posible de lo que significa ser una graduada en derecho.

Mi experiencia… ha sido enriquecedora, tanto profesional como personalmente, rodeada de todos aquellos que están detrás de los impuestos, de las sociedades, de los contratos, de los números, pero lo más importante rodeada de  personas que están detrás de otras personas. Por eso, cuando a partir de ahora me pregunten si he pensado lo que quiero hacer cuando termine la carrera por fin sabré que decir. Quiero ser tan buen profesional y, sobretodo, persona como todos ellos, manteniendo siempre esa dedicación y preocupación tanto por los números como por las personas.

Y, entre IVAs y rentas, lo primero porque es lo que ocupaba la mayor parte del tiempo a mi llegada y lo segundo porque es con lo que cierro este breve período, puedo decir que me voy, sin pasar por Uganda, con buen sabor de boca, ese picante que deja el jengibre y con cocodrilos en los bolsillos.

Por cierto, gracias, Carmen. Gracias por tu atención, por tu apoyo, por tu confianza, por delegar en mí, por darme responsabilidades, por hacerme sentir útil.

PDTA: No, Toñi, no nos ha tocado la lotería (¡Qué más quisiéramos!)”