Aquí doy rienda suelta a mis sueños y trato de hacerlos realidad, siempre teniendo en cuenta en qué puede aportar a la sociedad y beneficiarla. Por ello cada vez que se me ocurre algo que algunos llaman locura, me lío la manta a la cabeza y me lanzo a organizarlo. Es mi manifestación de la felicidad y forma de ver la vida y como ofrecerla a los demás para que se beneficien de ella. Con este tipo de actos.